Campaña de reseñas

Bueno, si has leído la entrada anterior entonces ya sabes la noticia: el próximo 26 de septiembre sale mi nueva novela, El habitante de la sombra, la segunda parte de mi libro Dragún. Claro está, al ser una autoedición, hay partes del proceso de los que sólo me puedo encargar yo, y uno de ellos es el de hacer correr la voz.

Por ese motivo, y tal como había comentado anteriormente, quiero ofrecer algunas copias gratis de la versión electrónica a aquellos que se comprometan a escribirme una reseña en Goodreads. Esta reseña puede ser positiva o negativa (faltaría más), lo importante es que sea tu sincera opinión de cómo te ha parecido el libro.

Así que si tienes una cuenta de Goodreads y quieres una copia del libro, lo único que tienes que hacer es rellenar el formulario web que pongo abajo y en los próximos días te haré llegar la copia a tu correo, en formato mobi (para que lo leas en un Kindle) o en formato epub (para que lo leas en cualquier otro dispositivo).

Aparte, y como muestra de agradecimiento, te haré llegar también otro de mis libros en formato electrónico, el que tú quieras excepto Dragún (ya que ese, por cuestión de derechos, no puedo enviártelo). Una vez que haya distribuido suficientes copias, cerraré

Una vez más, gracias.

Pulsa aquí para acceder al formulario. 

Anuncios

El habitante de la sombra

habitante_ebook_cover

Con un poco más de retraso de lo que esperábamos, pero ya ha llegado el momento de anunciar las buenas noticias: la continuación de mi novela Dragún, titulada El habitante de la sombra, estará disponible a partir del próximo 26 de septiembre. Si sabes de qué va esto, si me has estado escuchando durante los últimos años, sabes que este es un momento que se ha venido cocinando desde hace mucho, y el hecho de que me haya finalmente decidido a lanzarla significa mucho para mí. Por este motivo me he esmerado para darle a las aventuras de Lea-Naa el nivel que merece.

Si te lo estás preguntando, la novela estaré disponible en formato ebook (tanto .epub como .mobi) en las plataformas habituales, incluída mi nueva tienda de Gumroad que acabo de montar hace poco. Habrá también una edición en tapa blanda que sólo estará disponible a través de Amazon, en cualquier país donde esta tienda esté.

¿Necesitas haber leído Dragún para entender este libro? Quisiera pensar que no, pero la verdad es que gran parte de la premisa sólo la podrás entender si sabes quien es Lea-Naa y conoces la importancia del vínculo que tiene con su maestro, el dragón Zágor. Por desgracia la edición en papel de Dragún se encuentra ya agotada, pero todavía puedes conseguir la edición en Amazon, Google Play y otros.

Aquí tienes la sinopsis de la novela, que verás en la contraportada del libro una vez que este se haya lanzado. Recuerda que también tienes una versión preliminar del primer capítulo que se publicó hace ya unos años en la edición electrónica de Burami y el Rey Rojo, la cual también puedes leer.

Han pasado diez años desde que humanos y dragones enfrentaron al demonio Yoshamaat en la batalla del Dralegoria.

Ahora, en un continente devastado por la guerra, Lea-Naa viaja hasta las heladas cumbres de la cordillera de Parsova en busca de la Hermandad del Espejo Humeante, una misteriosa orden cuyos miembros fueron alguna vez sus jurados enemigos, pero que ahora son su única esperanza de encontrar con vida a su maestro, el dragón Zágor. Junto a los hechiceros, Lea-Naa emprenderá un viaje que la llevará hasta lugares nunca explorados, llenos de nuevos peligros.

Pero ninguno tan terrible como el misterioso secreto que la hermandad esconde en su ciudadela, uno que cambiará la vida de la joven Dragún para siempre.

Gracias por acompañarme en este viaje. En los próximos días iré dando más noticias al respecto y te avisaré cuando la preventa esté a tiro. Además, estaré enviando algunos ejemplares de la versión electrónica a aquellos que me ayuden en una labor de promoción que anunciaré dentro de muy poco.

Hasta entonces.

La hija de la española

hija

Si algo me queda claro tras leer otras opiniones es que lo que más dificulta una lectura sincera de La hija de la española es su condición de fenómeno editorial. Esto es así porque hay varios elementos de esta novela que parecen estar siendo aprovechados para hacer de ella una especie de obra testimonial acerca de los horrores de la Venezuela chavista, cosa que en mi opinión es limitarla un poco y a la vez sobredimensionarla. Lo cierto es que se trata de una crónica muy personal e intimista que pone el foco en una realidad muy específica como es la del exilio de una generación de venezolanos desvinculados de su identidad precisamente por ser descendientes, a su vez, de inmigrantes que en su día hicieron el mismo viaje en sentido contrario. Es alrededor de esta idea que giran las principales señas del libro, algo presente sin duda en su premisa de suplantación de identidad, pero también en prácticamente todas las etapas de la vida de su protagonista. Es algo incluso visible a nivel metaliterario: el ambiguo vocabulario venezolano/español, las referencias culturales empleadas y, sobre todo, la decisión consciente de su autora de no llamar por su nombre a los protagonistas políticos reales de su historia a pesar de que en ningún momento se nos oculta que es en la Venezuela actual donde está teniendo lugar el argumento.

Mentes más cínicas que yo podrán pensar que estos detalles están allí no por una voluntad literaria sino más bien como una estratagema de markenting para lograr la empatía de un público más universal, y quizás tengan razón, pero por mi parte son precisamente esas decisiones las que le dan unidad temática a una novela muy bien construida que sabe a dónde quiere llegar y para ello hila ese discurso de crónica política visto a través de una huida personal y una ambientación que parece sacada de una distopía post-apocalíptica. Como novela es muy sencilla; es más corta de lo que parece, los capítulos son muy breves, ocurren pocas cosas y muestra una estructura narrativa muy básica que hemos visto ya en muchas ocasiones, pero es mucho más efectiva de lo que estaba dispuesto a concederle y pienso que con el tiempo ganará como una de las obras representativas de la pérdida de un páis, o al menos de la idea de un páis que quizás existía sólo en la mente de los que lo dejaron, pero que no por eso es menos real.

Informe mensual (may-2019)

Mes movidito por muchos motivos, pero al menos conseguí irme de vacaciones por primera vez en mucho tiempo, cosa que no está mal.

De todas formas, si has pulsado para leer este post entonces muy probablemente ya sé lo que te estás preguntando, y la respuesta es sí: tal como lo anunciaba en Twitter hace unos días, la segunda parte de Dragún, titulada El habitante de la sombra, verá la luz este mismo año dentro de muy poco.

Tan poco, de hecho, que ya puedo darte una fecha preliminar: será más o menos entre finales de julio y finales de agosto. Sí, tal cual como lo estás leyendo. En cuestión de dos meses ya podrás tener en tus manos la continuación de la historia de Lea y Zágor, y el libro que ha sido la razón de ser de la casi totalidad de interacciones que he tenido en redes sociales desde hace un montón.

A diferencia de la primera parte, esta segunda entrega será una autopublicación. Es algo que he estado considerando desde hace ya varios meses, pero por lo cual no me había decidido. El caso es que necesito para mi salud mental que este libro salga a la luz, y debido a varios contratiempos no ha podido ser a pesar de que el primer borrador tiene ya casi cinco años. Pero la espera se acabó y dentro de poco tiempo podrás comprobar por ti mismo si la espera ha merecido o no la pena. Por mi parte, es un trabajo del cual me siento muy orgulloso y considero que es mucho mejor que la primera entrega.

Y como sé que esta es una pregunta que saldrá a relucir, te aviso que sí habrá una edición en papel, pero esta sólo estará disponible en Amazon (en cualquier país donde opere dicha plataforma, eso sí). La versión digital (epub y kindle) sí estará disponible no sólo en Amazon sino en Lektu, Google Play, iBooks, Smashword y, por supuesto, mi propia tienda que ya conoces. Asimismo, cuando ya estemos más cerca del lanzamiento regalaré unas copias de adelanto, así que estén pendientes.

La verdad es poco más lo que puedo decir ahora. En los próximos dos meses estaré sacando información preliminar sobre este lanzamiento aquí en el blog, y por supuesto a través de Twitter o mi un tanto abandonado perfil de Facebook. Los veo por ahí.

Una vez más, gracias.

¿Qué estoy leyendo ahora?

42193366

Beneath the World, A Sea es la última novela del británico Chris Beckett, autor de la espectacular trilogía de Dark Eden, la cual no me cansaré nunca de recomendar. Este nuevo libro es una muy rara mezcla de fantasía con ciencia-ficción ecologista que por momentos parece una novela del siglo XIX por su uso del arquetipo de un “mundo perdido” en medio del Amazonas brasileño. Me está gustando mucho, la verdad, y nuevamente me hace lamentar que la obra de este autor no tenga hasta la fecha una traducción en castellano.

Otras cosas

Me levanté esta mañana con la buena noticia de que Rodrigo Blanco Calderón ha ganado la III Bienal de Novela Mario Vargas Llosa con la novela The Night, algo que se veía venir pero que aún así es un pequeño punto luminoso en medio de todo nuestro desastre. Conozco la narrativa breve de Blanco Calderón y esta novela aún la tengo pendiente, pero me interesa ya por el carácter profético de haber ambientado la historia en una Caracas asolada por un apagón mucho antes del que ocurrió en verdad este mismo año. Aunque si para profecías estamos, la situación de mi país ya aparecía reflejada en el final de la (muy mala) novela de Ayn Rand La rebelión de Atlas. Bromas aparte, el reconocimiento a autores venezolanos es algo que nunca estará de más, y a los que se quejan por el carácter político del premio en cuestión… bueno, creo que esta gente no sabe lo que es un premio literario.

Salida al mar

En estos días me he escapado a Polignano. Digo escapado porque es la primera vez en años que hago un viaje solamente por vacaciones; sin visitar a nadie ni para encargarme de ninguna otra cosa. En cuanto al pueblo, tenía ganas de conocerlo desde que vi la película “Spring”.

Aquí, eso sí, no hay monstruos.

Pero el mar es un amor de los de toda la vida.

40

lo peor de cumplir cuarenta es que un día vas tranquilo por la calle de vuelta del supermercado sin meterte con nadie y pensando en tus cosas cuando de repente te encuentras con un grupo de veinteañeros que insisten en retarte a un combate a muerte te insultan te miran con desprecio te dicen que estás viejo tío estás acabado todo lo que te enseñó tu maestro es una mentira nosotros somos el futuro del kung fu y tal y tú claro está intentas ignorarlos porque ya te ha ocurrido antes y sabes muy bien cómo termina y únicamente quieres dar tus clases de caligrafía en paz pero en el fondo sabes que vas a tener que pelear porque uno de ellos te lanza un puñetazo y lo esquivas mientras lo derribas con una sola mano dejando caer la bolsa de la compra y las naranjas rodando por el suelo y los malandrines estos cayendo uno a uno sobre el asfalto en uno dos tres movimientos hasta que salen corriendo con la nariz sangrante y el orgullo hecho pedazos y esperas no volvértelos a encontrar pero en el fondo sabes que esta no será la última vez porque ellos trabajan para el político corrupto ese que quiere gentrificar el barrio y cerrar el centro juvenil así que sabes que los volverás a ver y que sólo es cuestión de tiempo pero eh es lo que tiene cumplir cuarenta después de todo ustedes lo saben muy bien




 

gracias a David Wong por inspirar esto

Yabarí

Yabari-Libros-Prohibidos-619x429

Novela breve con un estilo híbrido entre literatura pulp y sci-fi ecologista y antimilitarista, Yabarí es mi primera experiencia con la narrativa de Lola Robles, dejando por fuera su participación en la antología Alucinadas. Reconozco que a juzgar por la trayectoria de su autora y su relevancia para el género de ciencia-ficción en castellano, probablemente debí acercarme a su obra mucho antes.

La historia se centra en una periodista, Muriel Johansdóttir, que viaja a un lejano planeta donde la explotación de un nuevo y valioso recurso natural está diezmando tanto a la rica vegetación del lugar como a los habitantes nativos. Las influencias de este argumento me han parecido muy evidentes e incluso un lector casual de ciencia-ficción como yo rápidamente reconocerá ciertos arquetipos del género popularizados, entre otros, por Ursula K. Le Guin en El nombre del mundo es bosque, a la que me recordó en muchas ocasiones. La referencia viene no sólo por la trama sino también por su énfasis en la ambientación y su intento de relatar los hechos y lugares desde una perspectiva casi documental, muy a pesar de que el argumento se mueve rápido y con el ritmo de un “pasapáginas” que se lee de forma muy fluida a medida que los protagonistas se van adentrando en la selva y se desata la inevitable confrontación con los explotadores locales.

La historia que cuenta y los temas que plantea son aspectos muy atractivos y acordes con esa ciencia ficción que mencionaba más arriba, aunque es cierto, como han mencionado otras reseñas, que la novela se hace corta. Pero esto no se debe necesariamente a su extensión sino a aquello a lo que se le ha dado prioridad: la narración pasa por encima de casi todos sus elementos interesantes y se centra de forma casi exclusiva en hacer avanzar la trama, por lo que cuando termina el libro sabemos en realidad muy poco tanto del universo de donde proviene Johansdóttir como del planeta que está explorando. Tampoco llegamos a saber mucho sobre los seres nativos, a quienes se describe tan poco a lo largo de la novela que terminan pareciendo demasiado humanos, haciendo que su mensaje ecologista y anti-colonialista se vuelva muy convencional. Con esto lo que quiero decir es que la historia es muy parca en elementos realmente alienígenas, tanto que podría haber tenido una ambientación realista en la selvas de África o Suramérica sin muchos cambios.

Este énfasis en la trama al que me refiero no es absoluto, ya que el libro termina de forma abrupta dejando muchos cabos sueltos y sin resolver ninguno de los conflictos principales que había iniciado. Quiero creer que habrá una continuación y que la historia no se quedará aquí, aunque es difícil decirlo a ciencia cierta porque el libro tampoco cierra con un cliffhanger, simplemente termina, lo que me dejó una sensación un tanto anticlimática en contraste con aquella narración tan ágil y bien estructurada con la que me había encontrado en un principio.


Este texto fue publicado por primera vez en la web La Nave Sonda.